Nota: Respetar y el saber estar. Es mi lema para vivir de frente la vida. Amo a los animales por encima de muchos humanos. La vida no es facil ni nadie regala nada, pero ha sido y sigue siendo, mi escuela de evolución y eso hago, evolucionar un poco más cada día. Tengo el convencimiento de que, sin humildad, humanidad y amor, a todo ser vivo del planeta, el ser humano está vacío. Casi siempre me dejo guiar por el corazón, aunque me lleve muchos disgustos, pero no me importa, prefiero ofrecer amor incondicional, que pasar por la vida sin ofrecer nada. Soy amiga de mis amigos y los defiendo con la mejor arma que tengo a mi alcance y de la única manera que sé, con la sinceridad y verdad. Me aparto de las mentiras y de las personas toxicas y que hacen de la mentira, su bandera, para lograr sus objetivos. Valoro tal vez demasiado, la amistad, me doy demasiado, pero no la entiendo de otra manera. Aun no siendo rencorosa y perdonar con facilidad, aparto sin temblarme el pulso, a las personas que traicionan mi amistad. Quien no la entienda como yo, solo será visitante en mi vida. Si no eres afín a mi personalidad y no eres defensora/ or de los animales, no me interesas ni como humano ni como amigo. Te agradecería que me borraras de tus amigos y salieras de esta página.

viernes, 7 de marzo de 2014

Día de la mujer





Cada día doy gracias por ser mujer. 





¿Ya estáis preparadas?





8 de Marzo, día de la mujer.


Honremos a todas las mujeres que lucharon por nuestros derechos y lo consiguieron, y hoy, esos derechos, los disfrutamos todas nosotras. Pues eso, a celebrarlo como cada cual decida. Besos a todas y ¡¡Arriba las mujeres!!!















Vivir





Dejó su pelo suelto


y voló al compás del
viento.


Se puso lencería
fina,


su vestido nuevo y
carmín en los labios,


se miró al espejo y
supo que esa era ella misma.


Se quitó la careta
de mujer amargada,


triste, y dejó de
hacerse la víctima,


se negó a seguir por
más tiempo


lamiendo sus propias
heridas.


Se encaminó a la
calle con paso firme


decidida a beberse
la vida.


Atrás quedaron los
fantasmas,


los miedos, las
falsas palabras,


los anhelos
comedidos,


las tristezas y las
melancolías.


Estaba radiante,
feliz, guapa,


y segura de sí
misma,


en mucho tiempo no
se había


permitido sentirse
así,


¡todo eso quedó
atrás! , se decía


y se dispuso a
entregarse sin medidas


a todo lo que le
ofreciera la vida,


sin reproches del
último minuto,


sin tabúes ni
mentiras.


Había decidido darse
esa oportunidad









































































de sentirse viva, de
comerse la vida…