Nota: Respetar y el saber estar. Es mi lema para vivir de frente la vida. Amo a los animales por encima de muchos humanos. La vida no es facil ni nadie regala nada, pero ha sido y sigue siendo, mi escuela de evolución y eso hago, evolucionar un poco más cada día. Tengo el convencimiento de que, sin humildad, humanidad y amor, a todo ser vivo del planeta, el ser humano está vacío. Casi siempre me dejo guiar por el corazón, aunque me lleve muchos disgustos, pero no me importa, prefiero ofrecer amor incondicional, que pasar por la vida sin ofrecer nada. Soy amiga de mis amigos y los defiendo con la mejor arma que tengo a mi alcance y de la única manera que sé, con la sinceridad y verdad. Me aparto de las mentiras y de las personas toxicas y que hacen de la mentira, su bandera, para lograr sus objetivos. Valoro tal vez demasiado, la amistad, me doy demasiado, pero no la entiendo de otra manera. Aun no siendo rencorosa y perdonar con facilidad, aparto sin temblarme el pulso, a las personas que traicionan mi amistad. Quien no la entienda como yo, solo será visitante en mi vida. Si no eres afín a mi personalidad y no eres defensora/ or de los animales, no me interesas ni como humano ni como amigo. Te agradecería que me borraras de tus amigos y salieras de esta página.

lunes, 19 de marzo de 2012

Nunca es mucho tiempo


















Solo bastan dos palabras para
decirte lo que quiero, y dar una pincelada de claridad a
tus dudas, no es simple capricho, es puro
egoísmo.


Sabíamos los dos que era así, y sin
embargo accedimos, no hay culpables, no hay enemigos,
tan solo dos personas que se pueden amar,
de en cuando en cuando, sin presiones, sin miedos, sin
ataduras, sin mentiras, sin perjuicios, sin condiciones, sin
promesas, sin medidas.


Tampoco quiero lamentos por tu
parte, tan solo, tu cuerpo y el mío, con el
acompañamiento de la ternura de tus manos cuando me
acarician.


Tan difícil te resulta entenderlo,


Tan solo así nunca no será mucho
tiempo.

jueves, 1 de marzo de 2012

Soñar


















 Soñar





Tengo derecho a soñar,


a soñar en una vida feliz,


en un mundo sin armas y


en una vida sin guerras.





Tengo derecho a sentir,


a sentir nostalgia, si no


tengo una muñeca, a llorar


si otros niños no juegan, a sentir


miedo si me acosan.





Tengo derecho a protestar,


incluso a gritar, si veo,


tantas y tantas injusticias con los niños,


a protestar y rebelarme, si los mayores,


olvidan nuestros derechos.





Tengo derecho a soñar,


Porque en realidad,


es tan solo es lo que tengo.


 Ana Giner.

Poema inédito de mi próximo poemario.