Respetar y el saber estar. Es mi lema para vivir de frente la vida. Amo a los animales por encima de muchos humanos. Casi siempre me dejo guiar por el corazón, aunque me lleve muchos disgustos, pero no me importa, prefiero ofrecer amor incondicional, que pasar por la vida sin ofrecer nada. Soy amiga de mis amigos y los defiendo con la mejor arma que tengo, la sinceridad y verdad. Aun no siendo rencorosa y perdonar con facilidad, aparto sin temblarme el pulso, a las personas toxicas y que traicionan mi amistad. Si no te gusta mi manera de pensar, si no eres defensora/ or de los animales; no me interesas ni como humano, ni como amigo. Te agradecería que me borraras de tus amigos y salieras de esta página.

martes, 25 de enero de 2011

Como el viento












Pido disculpas por no poder visitar todos los blocs a los que
suelo visitar y dejaros mis comentarios. No es un buen momento para mí, a parte
de este frío que agudiza más mi enfermedad, tengo exámenes y me es imposible
dedicar el tiempo necesario a todos vosotros. No es ni una despedida, ni me voy
a ninguna parte. Tan solo es un paréntesis hasta que me encuentre más fuerte y
pueda abarcar todo cuanto llevo entre manos. Un año duro el que he dejado atrás
y este lo veo, bueno intentare hacer frente a lo que venga. Daros las gracias,
si dedicáis tiempo de vuestra vida a leer lo que en este bloc escribo, y
deciros que lo más importante para mi sois vosotros, este yo o no este.


Besitos a todas.










Te deseo
tanto,


como te
amo.


Borracha
de


sentimientos
me tienes


y
atrapada por ellos


me
encuentro.





Sin poder
remediarlo,


mi deseo
de libertad


espera
impaciente,


una
ráfaga de aire


que de
aquí


allá me
lleve.





Nací
desnuda,


pero,
nací llena.





Mi
cuerpo no


tiene
forma


y el
aire de


aquí
allá me lleva.





Puedo
ser mujer,


puedo
ser hombre,


puedo
ser luz,


puedo ser
estrella,


puedo
estar en el cielo,


como
aquí contigo,


en la Tierra.





Puedo
quererte


puedo
desearte y amarte,


puedo
entregarte de mí,


todo
cuanto posea.





Podrás
amarme y yo….


seguir
soñando despierta.





Pero,
jamás controles mí vuelo


porque
si cortas mis alas,


moriré
de pena.

Publicar un comentario