Respetar y el saber estar. Es mi lema para vivir de frente la vida. Amo a los animales por encima de muchos humanos. Casi siempre me dejo guiar por el corazón, aunque me lleve muchos disgustos, pero no me importa, prefiero ofrecer amor incondicional, que pasar por la vida sin ofrecer nada. Soy amiga de mis amigos y los defiendo con la mejor arma que tengo, la sinceridad y verdad. Aun no siendo rencorosa y perdonar con facilidad, aparto sin temblarme el pulso, a las personas toxicas y que traicionan mi amistad. Si no te gusta mi manera de pensar, si no eres defensora/ or de los animales; no me interesas ni como humano, ni como amigo. Te agradecería que me borraras de tus amigos y salieras de esta página.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Homenaje a Labordeta

















"Algún día
levantaremos la vista y veremos una tierra de libertad"






 Hoy interrumpo mis
poemas para darle con la humildad que me caracteriza, un  homenaje al poeta cantautor, José Antonio
Labordeta.







El cantautor, político y escritor
José Antonio Labordeta ha muerto en Zaragoza a la edad de 75 años tras una
larga enfermedad, según ha informado la Chunta Aragonesista.


En
homenaje a José Antonio labordeta.








INCIPIENTE


En el
borde del mundo

en la soledad creciente

tu y yo perdidos de proclamas y abucheos

rondamos la escapada final

hacia la desesperación.

Nadie tuvo nunca un olvido

como el nuestro.

Desolados creemos todavía en la vida

y en los vivos.







Labordeta presentó en mayo pasado
el último libro que escribió, con el título 'Regular, gracias a Dios', una obra
marcada por el cáncer de próstata que le detectaron en 2006, en el que expresa
su gratitud a su familia, a los amigos y los sanitarios que le han atendido en
esta etapa.







'Un mazazo en la cabeza' 






Es un libro escrito "a
tajos", dijo en un encuentro con los medios de comunicación, tras volver a
su casa después de un tratamiento médico en el Hospital Miguel Servet de
Zaragoza, a cuyo personal se lo dedicó, por la dureza que le supuso escribir
entre cada estancia clínica.
Su convivencia con el cáncer,
"un mazazo que le dan a uno en la cabeza", dijo en una entrevista,
está insertada en cada capítulo de este libro, porque Labordeta cree que la
gente debería hablar de sus problemas, algunos "dramas muy gordos" al
lado de los cuales el suyo "no es nada".
Pero Labordeta, que era
catedrático de Filosofía, estaba contento con su vida. "Tengo una mujer
que funciona de maravilla, tres hijas, dos nietas, una morena y otra rubia, un
yerno que canta muy bien y no cambiaría nada. Tengo muchos amigos, estoy muy
contento con lo que me ha tocado", manifestó.


Aún pretendía escribir un nuevo
libro de tema policíaco, pero se lo impidió el agravamiento de su salud en los
últimos meses, en los que expresó su gratitud por las muchas muestras de cariño
y reconocimientos de todo tipo que ha recibido, incluido un homenaje de sus
amigos del mundo de la música en el Teatro Principal de Zaragoza, en el que
participaron Miguel Ríos, Víctor Manuel, Ana Belén, Rosana o Carmen París.


Publicar un comentario